Categories
Deseo Peggy Moreland

Peggy Moreland – Amor Desinteresado

Peggy Moreland - Amor Desinteresado
Penny Rawley no había cruzado todo el estado de Texas para permitir que Erik Thompson, su atractivo jefe, se aprovechara de su posición. Quizás fuera su nueva secretaria, pero había llegado a aquella poderosa empresa con una sola idea en mente: casarse con el hombre al que siempre había amado, aunque él se empeñara en no hacerle ningún caso, salvo para darle órdenes a gritos. Pero eso iba a cambiar…
Erik no podía creer lo que veían sus ojos: aquella sosa secretaria se había convertido en una mujer despampanante. Deseaba seducirla y demostrarle quién era el jefe… El problema era que no era eso lo que le dictaba su hasta entonces imperturbable corazón. Algo dentro de él lo impulsaba a hacer suya la encantadora inocencia de Penny.

ENLACE N°1

ENLACE N°2
Categories
Deseo Peggy Moreland

Peggy Moreland – Una Boda Para Toda La Vida

Peggy Moreland - Una Boda Para Toda La Vida
Shelby siempre había soñado con casarse por amor… y, en cierto sentido, así había sido, aunque Troy Jacobs fuera un perfecto desconocido, un vaquero a quien le había propuesto matrimonio en una cafetería. ¡Pero la hija de un predicador no podía tener un hijo sin estar casada!
Troy nunca pensó en casarse, así de simple. Sin embargo, Shelby Cannon estaba desesperada y asustada. Solo necesitaba un certificado de matrimonio. Entonces, ¿por qué se empeñaba en seguir protegiéndola? ¿No sería que él también se había casado accidentalmente por amor… después de todo?

ENLACE N°1

ENLACE N°2
Categories
Deseo Peggy Moreland

Peggy Moreland – Corazón Robado

Peggy Moreland - Corazón Robado
Link Templeton había jurado que nunca se casaría, pero estaba traspasando el umbral con una novia en brazos. Sin embargo, Isabelle Fortune no era su novia, él solamente estaba cumpliendo con su deber: protegerla del hombre con el que había estado a punto de casarse.
Link era un hombre de esos que ponen el deber por encima de todo, incluso de su propia sensatez. Pero compartir un refugio en medio del desierto con aquella virgen tan seductora estaba poniendo a prueba su fuerza de voluntad. Incluso creía estar sufriendo alucinaciones, porque tenía visiones de una boda: Isabelle, la novia radiante, caminaba hacia el altar donde la esperaba un ferviente novio… ¡él mismo!

ENLACE N°1

ENLACE N°2
Categories
Deseo Peggy Moreland

Peggy Moreland – El Camino Hacia Tu Corazón

Peggy Moreland - El Camino Hacia Tu Corazón
Para un vaquero duro como Jase Rawley, las chicas jóvenes e inocentes eran un problema. Por eso Jase quería esquivar a la nueva niñera de sus hijos, Annie Baxter. Pero no era fácil negar la atracción que sentía por la preciosa muchacha. Ella llenaba de risas y cariño su casa… así como su profundo y solitario corazón.
Sus besos inocentes, pero tremendamente sensuales, eran razón suficiente para que un hombre se preguntara si ciertas reglas no se habían hecho para ser incumplidas…

ENLACE N°1

ENLACE N°2
Categories
Deseo Peggy Moreland

Peggy Moreland – En Cuerpo Y Alma

Peggy Moreland - En Cuerpo Y Alma
Clayton Rankin se había casado con Rena cuando se quedó embarazada y no había dudado en dar su apellido a los mellizos. Así que, ¿qué más podía querer una mujer? Ya se sabía que los vaqueros no eran muy aficionados a las delicadezas. Pero Rena necesitaba ternura, y Clayton haría cualquier cosa por mantener a su lado a su esposa. Por lo tanto tendría que convencerla de que era un buen marido…

ENLACE N°1

ENLACE N°2
Categories
Deseo Peggy Moreland

Peggy Moreland – Un Corazón Salvaje

Peggy Moreland - Un Corazón Salvaje
Pete Dugan nunca pensó que volvería a ver a Carol, cuyo maravilloso rostro no había podido olvidar desde que en el pasado tuvieran una breve, pero intensa, aventura. Pero cuando se volvieron a encontrar, Pete vio que los preciosos ojos verdes de Carol guardaban dentro una tristeza que él estaba dispuesto a borrar…
Ahora que Pete había vuelto, y con él sus caricias, Carol no podía olvidar que tenía secretos que debían seguir ocultos. De todos modos, su corazón le aconsejaba apoyarse en sus anchos hombros, aunque fuera por una sola vez. Y entonces, se enamoró de él perdidamente.

ENLACE N°1

ENLACE N°2